Telar de Lana

Telar de Lana - Detalle

RECONOCIMIENTO



Nº INVENTARIO:

408

OBJETO (DENOMINACIÓN):

Telar de lana

CLASIFICACIÓN GENÉRICA:

Apero-maquinaria Textil

DENOMINACIÓN COMÚN, ESPECÍFICA Y CLASIFICACIÓN ESPECÍFICA:

Telar de Bajo Lizo

TITULO:

Telar de lana

DIMENSIONES:

3,12 m de largo x 2,02m de ancho x 2,10m de alto

MATERIA:

Madera, acero y cuerda

TÉCNICA:

Carpintería

DESCRIPCIÓN:

Física
Estructura armada cúbica rectangular de maderos y tableros de madera que sostienen y encierran el conjunto del sistema. En la parte inferior lateral posee unos pedales de acción humana que permiten el movimiento de arriba abajo, cruzándose la urdimbre, gracias a los lizos con la trama. Los lizos son de lana tienen unas anillas, están sujetos al armazón del telar mediante las perchadas, y éstas a unas poleas. Cuenta también con el peine hecho de púas de acero, del enjulio que es un rodillo, del rodete o cilindro en el que se enrolla la manta ya tejida y del asiento. Asimismo conserva la lanzadera que porta el ovillo de lana.


Telar de Lana

CLASIFICACIÓN



CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA

TIPOLOGÍA: Telar tradicional. Industria textil.

AUTOR/TALLER: Posible Dolores Fernández.

USO/FUNCIÓN: Elaboración de tejidos.

LUGAR DE PRODUCCIÓN: Val de San Lorenzo.

CONTEXTO CULTURAL: Época contemporánea. Pertenece a la cultura tradicional leonesa.

DATACIÓN: Siglos XIX – XX

CLASIFICACIÓN RAZONADA: La elaboración de textiles se ha realizado desde la antigüedad, utilizando los telares con el empleo de la lana y el lino. En León, la primera noticia que existe sobre un tejedor es del siglo X. En los siglos XVI y XVII la industria pañera tuvo mucha importancia, sobre todo por la Mesta y la industria lanera asociada, así como los arrieros maragatos para su transporte. La lana de oveja merina era famosa por su calidad, aunque la lana churra fue más usada y cara, lo que se invirtió a partir de finales del siglo XIX.
La actividad textil a lo largo del siglo XIX en la provincia de León fundamentalmente fue artesanal y realizada de manera complementaria de las labores agrarias, sobre todo en los largos periodos inactivos invernales. En la única zona con dedicación exclusiva (a excepción de algunos individuales semiurbanos, fue en la Maragatería y especialmente en Val de San Lorenzo, cuyos mercados tuvieron un gran auge, y adquieren un carácter de semindustrial a partir de mediados del XVIII, cuando se instalan los primeros telares que importan la técnica de los palentinos, o evolucionan a partir de principios del siglo XX al frente de la coperativa textil “La Comunal”. Actualmente hoy la tejeduría casera prácticamente ha desaparecido y con ella el telar tradicional, si bien existen telares en Val de San Lorenzo que mantienen de manera industrial la producción de artesanías tradicionales, como mantas y cobertores, barrendos, etc..
Él ejemplar conservado en el Museo proviene de Val de San Lorenzo perteneciente a la comarca de la Maragatería en León.

Titular: Diputación Provincial de León. Actualmente expuesto en el Museo Etnográfico Provincial de León. Área 15, dedicada a la producción textil.

Bibliografía:
- ALONSO, J. “Oficios de León”. La crónica de León.